martes, 8 de octubre de 2013

Programación para comenzar el curso en nuestro Arciprestazgo:

 Todos los años por estas fechas los sacerdotes, Consejo de Pastoral y jóvenes, nos reunimos para poner en orden el programa de actividades de este nuevo curso 2013-14.

 Las líneas de la nueva programación vienen dadas por las orientaciones que desde la Diócesis se nos envían, en comunión con la Iglesia de Jesucristo que se realiza en esta Diócesis de Segovia. Y la otra dirección la marca el trayecto y camino que ya lleva andado nuestro arciprestazgo desde hace tiempo, y que son todas aquellas propuestas e iniciativas que se realizaron hace tiempo y que entre todos hemos ido realizando y madurando a lo largo de pasados cursos.
 La tarea va dirigida a todas las edades y en líneas tan distintas como la liturgia, la comunión, el compromiso solidario o la formación,... líneas que tienen que ayudarnos a profundizar en nuestra fe junto a otros hermanos de diferentes parroquias pero de un mismo arciprestazgo.
 El Arciprestazgo un año más te da la ocasión de formar parte de esta gran familia, te anima a participar, que es la única manera de sentir desde dentro la propuesta cristiana, de sentirte llamado por Jesucristo a construir su Iglesia. Son tiempos estos en los que no vale para nada sentir nostalgia del pasado, lamentarse por un tiempo vivido más floreciente, de caer en la desesperanza o de culpabilizar de esta situación a unos y a otros.

 Son tiempos en los que "los pastores-sacerdotes tienen que oler a oveja" y las ovejas tienen que seguir de cerca a los pastores. Son tiempos de confianza entre unos y otros, tiempos en los que tenemos que "meternos en el lio de la evangelización". Así define el Santo Padre, el Papa Francisco, la tarea de sacerdotes y laicos, ambos comprometidos y confiados en el Señor.
 Pues adelante, sabemos que contamos con el apoyo del Señor, siempre a nuestro lado en esta difícil pero apasionante tarea de la evangelización, y si fuera preciso, evangelización con palabras.
 Feliz curso a todos. Bendigamos al Señor de palabra y de obra.


Publicar un comentario